Print Friendly, PDF & Email
  • El pasado 16 de enero se conmemoró el 26° aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz, donde el mandatario reiteró su compromiso por el impulso y creación de una nueva generación de acuerdos que esté en función de las principales necesidades de la población.

 

Preservar la memoria histórica a través del conocimiento a las nuevas generaciones es fundamental para promover una verdadera cultura de paz, afirmó hoy el Presidente Salvador Sánchez Cerén, durante el espacio de Casa Abierta, que recibió a educadores y especialistas que han trabajado en la inclusión de contenidos referidos a esta temática en el sistema educativo.

 

El mandatario, junto a la primera dama, Margarita Villalta de Sánchez, compartieron con expertos, docentes, académicos, investigadores y actores de sociedad civil, quienes participaron a lo largo de 2017 en el Foro Cultura de Paz, un espacio coordinado por el Ministerio de Educación.

 

En dicho foro se establecieron seis mesas de diálogo en torno a diversos temas como: género y resolución de conflictos; currículo; formación docente; enseñanza de la historia; violencia y sociedad, y buenas prácticas para la cultura de paz.

 

Los aportes de estas mesas han servido de insumo para incluir contenidos en el currículo académico que promuevan una cultura de paz desde el sistema educativo, una instrucción girada por el Presidente Sánchez Cerén en 2017, durante la conmemoración del 25 aniversario de los Acuerdos de Paz.

 

Para el gobernante, la firma de los Acuerdos de  Paz, el 16 de enero de 1992, fue un hecho que generó reflexión en El Salvador y el mundo, ya que se resolvió un conflicto armado de 12 años a través de la vía pacífica producto del diálogo y negociación.

 

“Pero también (los Acuerdos de Paz) dejaron un compromiso para la nación, como convivir en democracia, aprender a vivir en democracia, aprender a vivir cultivando la paz, fomentado la paz creando valores nuevos”, dijo el estadista.

 

Precisó que el país aun vive momentos convulsionados producto de la violencia y la desigualdad, sin embargo estos desafíos deben resolverse siguiendo la vía del diálogo y la búsqueda de entendimientos, para lo cual será esencial el aporte de la juventud salvadoreña.

 

“Lo que queremos hacer es esa unión entre generaciones, las juventudes, que reafirmen su compromiso con la paz, eso es todo un proceso de construcción de valores y de conocimientos, conductas, que solo lo puede hacer el sistema educativo”, dijo el estadista.

 

Aseguró que si bien la Asamblea Legislativa decretó que se impartiera la asignatura de Moral, Urbanidad y Cívica en los centros escolares, fueron los estudios realizado por el Foro Cultura de Paz los que validaron y adecuaron dicha materia para que cumpla los requisitos requeridos para educar a las nuevas generaciones.

 

“Hemos realizado espacios para promover la paz y fortalecer la cultura de paz, ahora es más importante porque vamos a conocer las transformaciones que se están haciendo en el sistema educativo, porque la educación es el motor del desarrollo de un país”, precisó el gobernante.

 

San Salvador, 20 de enero de 2018.