Print Friendly
  • El secretario técnico y de planificación aseguró que en el actual sistema cerca del 70% de cotizantes no podrán a acceder a una pensión por no alcanzar a cubrir los años de cotización.

La propuesta de reforma al sistema previsional que el gobierno presentará a la Asamblea Legislativa busca garantizar una pensión mínima y para toda la vida a todos los cotizantes del sistema, que actualmente excluye de este beneficio a un alto porcentaje de la población.

“En este momento concreto la gran mayoría de personas que cotiza en el sistema de ahorro para pensiones, si no cambia nada, la gran mayoría, más del 70%, no tendrían derecho a una pensión”, señaló el secretario técnico y de planificación de la Presidencia, Roberto Lorenzana, en la entrevista El Salvador Ahora, transmitida por Televisión de El Salvador y Radio Nacional.

El funcionario explicó que actualmente aquellos cotizantes cuyos abonos al sistema no logran alcanzar los 25 años de cotización requeridos por la ley, reciben una devolución parcial de sus ahorros.

“Nosotros pensamos que en lugar de hacer una devolución de esos ahorros debe de dársele el equivalente a una pensión”, sostuvo el también coordinador del gabinete económico.

Señaló que bajo el actual esquema el sistema de pensiones “pierde su razón de ser, pierde su objetivo central, porque ese dinero no sirve para pensiones”.

“Por eso es que nosotros consideramos que debe de asegurarse para su retiro al menos una pensión mínima para toda la población”, indicó.

El secretario de la presidencia también fue enfático en asegurar que la reforma que el gobierno planteará no pretende que el Estado se apropie de los fondos de pensiones.

De hecho, adelantó que bajo la propuesta de establecer un sistema mixto serán las mismas administradoras de fondos de pensiones (AFP) las que seguirán manejando los ahorros de los cotizantes en ambos sistemas.

“Las AFP se mantendrán, tendrán derecho a sus utilidades, podrán cobrar una comisión, van a administrar el dinero; el Estado no va a recibir el dinero (…) sino que va a crear un fondo, pero lo van a administrar las mismas AFP”, sostuvo.

Detalló también que la tasa de cotización que se propone es de un 13% en ambos sistemas. Actualmente, quienes cotizan en el sistema privado pagan una tasa del 13% y en el sistema público (para quienes aún continúan en este) es del 14%.

Además, informó que la propuesta de reforma también busca ampliar la base de cotizantes del sistema previsional.“Nosotros pretendemos con esta reforma unificar la cuenta del Instituto Salvadoreño del Seguro Social y de las AFP.¿Cuál es la idea? que crezca la base de cotización; hay 200 mil personas que cotizan en el seguro social, pero que no cotizan en el sistema previsional”, sostuvo.

“Eso significa que podemos generar un crecimiento adicional en el sistema previsional, eso le va dar más liquidez al sistema, lo va hacer más robusto”, añadió.

El funcionario también fue claro al señalar que será el congreso el que tenga la última palabra sobre la reforma al sistema que impulsa el gobierno.

“El gobierno lo que tiene es una propuesta y el presidente está en la obligación, él lo ha dicho, de presentar una propuesta ante un grave problema nacional”, puntualizó. “Será la Asamblea Legislativa la que determine si la aprueba o la desaprueba, en qué términos la aprueba, si la modifica; pero el presidente presentará una propuesta”, añadió.