Print Friendly
  • El portavoz del gobierno aseguró que de no aprobarse en la Asamblea Legislativa el Presupuesto General de la Nación para el año fiscal 2017 se estaría dando un duro golpe al componente de inversión.

 

La proyección de$900 millones en inversión prevista en el Presupuesto General de la Nación 2017, presentado a tiempo por el gobierno, podría verse afectada si los diputados de la Asamblea Legislativa no aprueban el mismo en el periodo legalmente establecido.

 

Y es que de acuerdo con el secretario de comunicaciones, Eugenio Chicas,  por norma constitucional, de no aprobarse este presupuestoeste año el gobierno tendría que aplicar el presupuesto 2016, el cual dificultaría la ejecución de proyectos claves para la inversión.

 

“No se puede replicar el presupuesto  de inversión del año 2016 para el año 2017 porque son programas diferentes. Por lo tanto los más de 900 millones previstos a invertir en el año 2017 están en el limbo, que no se podrán ejecutar sino se aprueba el presupuesto”, dijo el vocero de Casa Presidencial en la entrevista El Salvador Ahora.

 

Explicó que “en estos hay fondos de contrapartida para aplicar a préstamos en la construcción de infraestructura de salud y  red vial, los que quedarían paralizados mientras no se apruebe el presupuesto 2017, constituyendo así un duro golpe para la economía del país”.

 

El portavoz del gobierno aseguró que los argumentos de la oposición para no dar sus votos a la propuesta no son sólidos.

 

Y es que los diputados del partido ARENA han objetado que la propuesta del gobierno no incluye el financiamiento de las elecciones del 2018; los $200 millones en pensiones, y el monto para pagar a los pensionados del IPSFA, temas que de acuerdo con Chicas se están tratando a través de otros mecanismos de diálogo.

 

“No es necesario chantajear, bloquear el desarrollo del país con los 900 millones de inversión para poder resolver el problema de pensiones, ese tiene su propia ruta que es la comisión que se ha creado, la mesa especial para obtener las reformas del caso y que tiene distintas alternativas de financiamiento para un hecho que se generó posterior a la presentación de la Ley General del Presupuesto”, dijo.

 

“El otro elemento que señalan es los fondos del IPSFA, el IPSFA tiene su propio estatuto y tiene su propio mecanismo de financiamiento y por lo tanto no es un tema atinente a la estructura del presupuesto, sino a la mesa, volvemos a la mesa, para eso se creó la mesa que verá la reforma al sistema de pensiones y eso obviamente incluye al IPSFA”, agregó.

 

El secretario de comunicaciones insistió en que no hay argumentos para dejar de aprobar un presupuesto que se convierta en una herramienta para el desarrollo del país, y que la negativa de la oposición obedece más a objetivos electorales.

 

“Un presupuesto con 900 millones de inversión que va a asegurar mejoramientos de caminos, construcción de carreteras, construcción de hospitales, de unidades de salud, fortalecimiento de la seguridad pública, claro eso tiene una proyección electoral vista desde los ojos de la oposición”, manifestó.

 

 

San Salvador, 20 de diciembre de 2016.