Print Friendly

En su investidura como presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén anunció que a partir de hoy se coloca al frente del Sistema de Seguridad Ciudadana y llamó a la unión nacional para lograr un país libre de violencia. “La seguridad ciudadana requiere que trabajemos unidos contra el crimen organizado, el narcotráfico, las extorsiones y toda expresión de violencia. Vamos a combatir la delincuencia en todas sus formas, con todos los instrumentos legales y coercitivos del Estado”, afirmó Salvador Sánchez Cerén en su primer mensaje a la nación como Presidente de El Salvador.

El mandatario explicó que por ello es esencial “superar cualquier diferencia y unirnos por el interés común: vivir en paz, libres de violencia”.

Anunció medidas, como el fortalecimiento y la profundización de la depuración de la Policía Nacional Civil. “Vamos a fortalecer las instituciones que tienen el mandato constitucional de prevenir, combatir y castigar el crimen, y juntos garantizaremos la paz en cada uno de los territorios”.

Explicó, además que su equipo articulará y coordinará los esfuerzos institucionales a nivel nacional e internacional. “Necesitamos de la participación activa de los gobiernos y liderazgos locales, de las organizaciones sociales, de empresarios, iglesias, comunidades y familias. Solo juntos  podremos superar la inseguridad y el miedo”, dijo el mandatario.

Anunció también que modernizará el sistema penitenciario para revertir las condiciones de hacinamiento y convertir los centros penales en verdaderos espacios de rehabilitación. “Combatiremos el ocio carcelario con un esquema de trabajo que capacite a los internos para que puedan incorporarse a actividades laborales y a una plena reinserción en la sociedad”, afirmó.

El Presidente de El Salvador aseguró que su gobierno también atacará las causas estructurales de la inseguridad y brindará más oportunidades para la población, como educación, empleo e inversión en las comunidades, con el objetivo de llevar tranquilidad y una vida digna a las familias salvadoreñas.

“Nos comprometemos a implementar la política de justicia, seguridad y convivencia ciudadana. A fortalecer el Estado social y democrático de derecho protegiendo la vida, los derechos y los bienes de las personas. Favoreceremos las condiciones de inversión y desarrollo mediante la construcción de un país más seguro”, aseguró el mandatario salvadoreño.

Confió en que a través de estas iniciativas El Salvador pueda ser un país libre de riesgos, donde las ciudades sean espacios seguros de convivencia y los ciudadanos se encuentren protegidos.

San Salvador, 1 de junio de 2014.