Print Friendly
  • Los habitantes de este municipio recibieron la visita del Presidente Sánchez Cerén y su equipo de Gobierno para realizar una jornada de participación y convivencia ciudadana gracias al Festival para el Buen Vivir y el programa Gobernando con la Gente.

El parque Monseñor Óscar Arnulfo Romero, en el centro de San Rafael Cedros, departamento de Cuscatlán, se convirtió este sábado en un espacio en el que los habitantes de ese municipio unieron sus esfuerzos junto a los del Gobierno para reafirmar una agenda común: el bienestar de las familias del lugar y de todos los salvadoreños.

 

La oportunidad la permitió el programa Gobernando con la Gente y el Festival para el Buen Vivir, con la llegada del Presidente Salvador Sánchez Cerén, la Primera Dama, Margarita Villata de Sánchez, y su equipo de Gobierno, quienes escucharon las demandas y propuestas de la población y acercaron a ellos los servicios de las instituciones públicas.

 

Una escena en un café ubicado en el centro del municipio refleja el espíritu que se ha vivido durante la jornada: Eduardo Alas, el joven de quien nació la idea de iniciar con ese negocio comentó a la directora del Instituto Nacional de la Juventud (INJUVE), Yeymi Muñoz, su experiencia como emprendedor junto a otros dos compañeros que se ha materializado en ese local, el Coffee Cedros, único en su tipo en el lugar.

 

“La idea fue de Eduardo. Gracias a Dios, el año pasado ya la pudimos concretar y ahora esperamos ampliarlo gracias al apoyo de la CONAMYPE (Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa)”, comenta Vladimir Bonilla, quien junto a otra joven, Lisseth Abarca, han contribuido a hacer realidad ese negocio.

 

“La CONAMYPE nos ha ayudado con capital semilla, eso nos va a ayudar a obtener máquinas para elaborar café de mejor calidad y mejorar también el local. La verdad, en un futuro esperamos establecernos también en otros lugares”, añade Eduardo.

 

Son emprendimientos que abundan en el municipio y en sus alrededores y que cuentan con el apoyo del Gobierno, sobre todo en el ámbito de la gastronomía, que junto a la ganadería son de los principales rubros de la actividad económica del lugar, a las cuales se sumaron este sábado las actividades de beneficio para la población gracias al Festival para el Buen Vivir.

 

“Es una buena oportunidad no solo para el pueblo de San Rafael Cedros sino que también para los municipios cercanos porque a través de este tipo de actividades hay muchos beneficios para los pobladores con todos los programas que traen”, aseguró Vladimir.

 

No es para menos: más de 40 instituciones públicas han llegado a ofrecer sus servicios a los habitantes del lugar, quienes aprovecharon la ocasión para movilizar también su actividad comercial.

 

Dentro de los servicios brindados han destacado las atenciones médicas brindadas durante el Festival: más de mil personas han recibido consultas generales y especializadas en áreas como optometría, pediatría, ginecología, odontología, entre otros.

 

Otras instituciones han cumplido su compromiso con los habitantes de San Rafael Cedros y también con los de municipios aledaños: entrega de títulos de propiedad gracias al Instituto de Legalización de la Propiedad; asesorías sobre créditos productivos gracias a FOSOFAMILIA; créditos para vivienda por parte del Fondo Social para la Vivienda; orientación agrícola y productos a precio justo gracias al Ministerio de Agricultura y Ganadería.

 

Además, se han realizado actividades culturales y recreativas, para propiciar también un espacio de convivencia para los habitantes del lugar.

 

La jornada ha llegado a su punto culminante con el desarrollo del programa Gobernando con la Gente, en el cual el Presidente y sus funcionarios escucharon a la población para construir juntos soluciones a sus problemas.

 

“Cuando se une la comunidad, se une la alcaldía, se une el gobierno, somos capaces de enfrentar los problemas”, aseguró el Presidente. Entre los asistentes estaban los tres emprendedores del Coffee Cedros. No están solos, el Gobierno está para apoyarles.

 

San Rafael Cedros (Cuscatlán), 26 de noviembre de 2016.