Print Friendly

El gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén suma un nuevo programa que abre un fértil campo de oportunidades de empleo y formación a más de 100 mil jóvenes para que crezcan en El Salvador hacia un futuro seguro en una sociedad transformada para el bien de todos.

El promisorio asunto fue abordado por el líder de la nación, la primera dama, Margarita Villalta de Sánchez, y altos funcionarios con más de un centenar de jóvenes que han demostrado que con el apoyo oportuno pueden labrarse un mejor destino en su propia patria.

El trascendental diálogo tuvo lugar este sábado 13 de febrero durante el programa Casa Abierta, en la ex residencia presidencial de la colonia Escalón, convertida por Salvador y Margarita en lugar de encuentro y centro promotor de la cultura salvadoreña.

El programa, denominado Jóvenes con todo, es en esencia un formidable esfuerzo gubernamental que cambiará la vida de más de 100 mil jóvenes con una inversión de 150 millones de dólares.

El Presidente explicó los objetivos y alcances de la iniciativa en su habitual mensaje a la nación al inicio del programa Casa Abierta.

“Este programa busca generar capacidades, generar habilidades, generar destrezas, pero además generar competencias para estar preparados para la vida, pero además para generar oportunidades, oportunidades de empleo, oportunidades de trabajo temporal, oportunidades de formación académica, de formación técnica”, precisó.

“Tenemos más de 98 mil jóvenes que no tienen oportunidades de empleo. Y, además, tenemos jóvenes que abandonan los estudios y que no tienen oportunidades para la vida, y hay que prepararlos para la vida”, subrayó el estadista.

La directora del Instituto Nacional de la Juventud (INJUVE), Yeymi Muñoz, agregó que con las competencias que recibirán los jóvenes podrán acceder al mercado laboral con mayores posibilidades de éxito.

El programa no es solo fruto de las instituciones gubernamentales, sino que estas desarrollaron el año pasado una amplia consultan nacional para conocer de primera mano las preocupaciones y aspiraciones de la juventud y las formas que considera pueden viabilizar un cambio que les genere oportunidades.

Uno de los facilitadores de ese proceso, Joel Ernesto Muñoz, estudiante de Ciencias Jurídicas de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), informó que en el 2015 fueron celebradas 15 consultas en los 14 departamentos del país y otras cinco de carácter sectorial.

De esa forma, los jóvenes aportaron sus ideas para la formulación de una política nacional que les ayude a progresar en la vida.

Varios del más del centenar de jóvenes invitados al programa Casa Abierta relataron ante los medios nacionales que sí es posible lograrlo

Una de ellas, Mayra Julissa, contó que hace cinco años decidió emprender un negocio con un salón de belleza y cuando necesitó recursos para ampliarlo, obtuvo el apoyo con un crédito a bajas tasas de interés del gubernamental Fondo Solidario para la Familia Microempresaria (Fosofamilia).

Ante el país, Mayra dijo sentirse orgullosa porque ahora además es generadora de empleos dignos para el sustento de muchas familias.

Hay en sus palabras amor por su país: “Creo en la gente que cree que El Salvador tiene oportunidades de crecer internamente. Vengo de una familia pequeña, la cual en su mayoría incursionó a Estados Unidos. Yo no quise hacerlo, porque creo en mi país”, afirmó.

Es la misma fe del presidente Sánchez Cerén, impulsor de las políticas de gobierno para que la juventud salvadoreña crezca y progrese en su patria y no se sienta obligada a una azarosa emigración en busca de un sueño incierto y ajeno.

El estadista, que hace cuatro años proclamó que “es la hora de la juventud”, ratificó este sábado 13 todo el apoyo de su administración a los jóvenes.

“Nuestro gobierno deposita la confianza en ustedes, deposita la esperanza del país en ustedes, porque el futuro de El Salvador está en generar condiciones y oportunidades para aprovechar esa capacidad que tiene la juventud de crear, de construir, de pensar, de soñar”, manifestó.