Print Friendly

La Secretaría de Participación, Transparencia y Anticorrupción de la Presidencia de la República, en el quinto aniversario de la entrada en vigencia de la Ley de Acceso a la Información Pública (LAIP), saluda a todas y todos los servidores públicos del Órgano Ejecutivo, Autónomas e instituciones de otras entidades del Estado que trabajan día a día a fin de facilitar los mecanismos que garantizan el derecho de acceso a la información pública a la ciudadanía.

La LAIP es un parteaguas con un pasado de opacidad y ninguna administración antes de 2009 había impulsado el acceso a la información, ni facilitado los mecanismos para que los ciudadanos puedan solicitar documentación pública y se les entregue como lo han hecho los gobiernos del cambio.

Ahora nos encontramos en un momento de transparencia creciente, que a veces enfrenta dificultades y resistencias, avanza de manera constante y permanente. Desde el gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén reafirmamos en este día nuestro compromiso con la transparencia, el acceso a la información, la rendición de cuentas y la lucha contra la corrupción.

En los cinco años de plena vigencia de la LAIP, las instituciones del Órgano Ejecutivo y Autónomas han recibido más de 56,668 solicitudes, que contienen 122,804 requerimientos.

El tiempo promedio de respuestas es de seis días hábiles, es decir, cuatro días menos que el plazo establecido en la Ley y más del 91% de la información se entrega totalmente, 2% se entrega de manera parcial, 1% se deniega por ser reservada, 1% se deniega por protección de datos personales de terceros y un 5% es inexistente. Adicionalmente, en el portal de Transparencia del Órgano Ejecutivo se encuentra disponibles casi 160,000 documentos.

La implementación de la LAIP ha contribuido a fortalecer la contraloría ciudadana sobre las actuaciones del Estado, fue precisamente con esta Ley que las declaraciones de probidad de todos los funcionarios públicos se hicieron públicas y, además, conforme a su aplicación, se ha evidenciado la ausencia de documentación pública que debería estar debidamente resguardada en los archivos institucionales y la importancia de fortalecer los sistemas de gestión documental.

Estamos en un ciclo de elección de nuevos comisionados del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) el cual se ha desarrollado de manera transparente y apegado a lo que establece la Ley y su reglamento, aunque las dificultades para completar las ternas por parte de los sectores empresariales y académicos evidencian que es necesario un mayor compromiso por parte de la sociedad civil. El Salvador es el único país del mundo que escoge a los comisionados del Instituto a partir de ternas propuestas por la sociedad civil.

A cinco años de su plena aplicación, la LAIP es una de las leyes que han sido más debatidas públicamente y de cara al futuro, la Secretaría de Participación, Transparencia y Anticorrupción considera que es necesario ajustarla, además de otros cuerpos normativos para perfeccionar su funcionamiento para el sector público y ampliar la cantidad de entes obligados a entregar información a la ciudadanía, como por ejemplo, los privados que se involucren en los derechos consagrados en la Constitución, como son la salud, la educación, la vivienda, la seguridad social, entre otros. De igual manera, debe de incluirse la transparencia fiscal.

Es necesario revisar el artículo 28 del Código Tributario y llevar la transparencia al cumplimiento de la responsabilidad pública del pago de impuestos. Así como aprobar una ley de protección de datos personales que permita a los particulares saber que sus datos en manos de instancias públicas y privadas están debidamente protegidos.