Print Friendly, PDF & Email
  • El Fondo Verde para el Clima aprobó hoy el RECLIMA, un proyecto de $127,7  millones al que el Gobierno de El Salvador y el FIAES aportarán $91.8 millones, para mejorar la resiliencia frente al cambio climático de los sistemas agrícolas en el Corredor Seco de El Salvador.

Con estos recursos se beneficiará directamente a 225 mil personas, de las cuales 20 mil pertenecen a comunidades indígenas; y cerca del 38% de los hogares que recibirán apoyo están encabezados por mujeres.

La decisión fue adoptada por la Junta del Fondo Verde para el Clima en su reunión en Manama, Bahréin, acordando que se destinarán al proyecto unos 35,8 millones, mientras que RECLIMA recibirá también 91,8 millones del Gobierno de El Salvador y del Fondo de la Iniciativa para las Américas (FIAES).

RECLIMA involucrará a 50 mil agricultores familiares en 114 municipios, casi el 15 por ciento de todos los campesinos familiares en el país. El proyecto trabajará con un tercio de la población más vulnerable al cambio climático en el Corredor Seco de El Salvador, un área que sufre de sequías severas, inundaciones y tormentas tropicales.

“Se trata de un proyecto decisivo para adaptar el país a los efectos del cambio climático. La propuesta apunta a una nueva forma de practicar la agricultura en El Salvador”, aseguró Lina Pohl, ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

“Al centrarse en los pequeños campesinos, que a menudo son los que están en la primera línea de los impactos climáticos; este proyecto, no solo ayudará a crear resiliencia, sino que también crea eficiencias que permitirán a comunidades enteras avanzar en un entorno de cambio climático”, señaló también María Helena Semedo, directora general adjunta de la FAO para Clima y Recursos Naturales.

RECLIMA promoverá un cambio profundo en los sistemas alimentarios del Corredor Seco de El Salvador para ayudar a erradicar el hambre, la pobreza y abordar los desafíos del cambio climático. Aquí se incluye la intención de reducir y/o capturar más de 4 millones de toneladas de carbono durante un período de cinco años.

San Salvador, 20 de octubre de 2018.