Print Friendly, PDF & Email

La Secretaría de Gobernabilidad de la Presidencia firmó convenios de cooperación con seis alcaldías de municipios priorizados por el Plan El Salvador Seguro (PESS) para transferir $950 mil que serán invertidos en la generación de espacios de sana convivencia.

 

Los municipios beneficiados son: Izalco ($160 mil), Ahuachapán ($160 mil), Quezaltepeque ($160 mil), Santa Ana ($150 mil), Nahuizalco ($160 mil) y San Juan Opico ($160 mil).

 

Para obtener estos fondos las alcaldías presentaron carpetas técnicas en las que detallaron las obras a realizar, las cuales están ubicadas en sectores priorizados dentro de cada uno de los municipios y son específicamente para obras del componente de prevención de violencia.

 

Estos fondos provienen de la Contribución Especial para la Seguridad Ciudadana y Convivencia.

 

El PESS articula el trabajo de las instituciones de gobierno y permite coordinar con la comunidad acciones específicas orientadas al combate de la inseguridad.

 

Este esfuerzo integral por la seguridad es parte de la visión que guió siempre el trabajó del secretario de Gobernabilidad, Hato Hasbún (fallecido el 30 de agosto pasado), quien siempre creyó en un sentido más profundo de la seguridad y vio en la prevención una manera de combatir estructuralmente la inseguridad ciudadana.

 

La firma de los convenios, que tuvo lugar en presencia del Presidente Salvador Sánchez Cerén, fue realizada  por el subsecretario de Gobernabilidad, Antonio Morales, con los alcaldes de los seis municipios beneficiados: José Alfonso Guevara Cisneros (Izalco), Abilio Flores Vásquez (Ahuachapán), Elio Valdemar Lemus, (Quezaltepeque), Mario David Moreira (Santa Ana), Jorge Willer Patriz (Nahuizalco) y Ramón Antonio Trigueros (San Juan Opico).

 

El subsecretario Morales destacó la participación social y el diálogo que conlleva el diseño y ejecución de las acciones en los territorios contempladas en el PES para llevar “verdaderas soluciones a las causas estructurales de la violencia y el crimen” que por años han afectado a El Salvador.

 

Santa Ana, 14 de octubre de 2017.