Print Friendly

La superintendenta Blanca Coto y su Junta Directiva en la SIGET aprobaron el inicio del proceso para reducir las tarifas telefónicas en un promedio de hasta el 13%, medida que permitirá absorber el efecto de la contribución especial para la seguridad, que propone aplicar una tasa del 10% a los servicios de telecomunicaciones.

El anuncio lo adelantó esta mañana el secretario Técnico y de Planificación de la Presidencia, Roberto Lorenzana, en la entrevista El Salvador Ahora, al señalar que este mismo lunes 21 de septiembre la SIGET ha enviando notificación del acuerdo a las empresas telefónicas, las cuales tendrán la oportunidad en los próximos cinco días hábiles de presentar alegatos a favor o en contra.

Esta medida es parte del proceso anual que la SIGET realiza de revisión de los valores máximos de las tarifas y los cargos de interconexión y acceso en el mercado de la telefonía. Sería la segunda reducción acumulada desde el inicio del gobierno, pues en 2014 este servicio experimentó una baja sensible para los consumidores del 12%.

La reducción de las tarifas “va al encuentro de un conjunto de opiniones adversas” sobre la contribución a la seguridad propuesta por el Gobierno, sostuvo el secretario, al resaltar que de esta forma el impacto en la población es absorbido en el rubro de la telefonía.

Este proceso de revisión de las tarifas se realiza a más tardar el 1 de octubre de cada año para que los nuevos precios entren en vigencia el 1 de noviembre. El proceso incluye audiencias orales con los operadores de telefonía móvil y fija y debates en la Junta Directiva de la SIGET para la aprobación definitiva.

De acuerdo al secretario Técnico, las reducciones que ha acordado la Junta Directiva de la SIGET promedian un 13% y estas bajas varían dependiendo del tipo de servicio.

Aseguró que en el cargo del acceso residencial habrá una reducción del 11.23% y en el cargo de acceso comercial la reducción alcanzaría el 23.61%.

“En la reducción de tarifas, por ejemplo, en la misma red, de fijo a móvil, va a reducirse el 13%; de móvil a fijo se reducirá el 12%; de móvil a móvil es 12.46%”, detalló el funcionario.

“La reducción en materia de telefonía es mayor que el porcentaje de la contribución especial (para la seguridad), de tal manera que eso elimina el efecto de cualquier incremento en la telefonía para la gente”, subrayó.

El secretario Lorenzana afirmó que la contribución especial para la seguridad permitirá financiar exclusivamente las acciones contempladas en el Plan El Salvador Seguro, el cual tiene el respaldo de todos los sectores sociales a través del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia y de los partidos políticos con representación en la Asamblea Legislativa, los cuales suscribieron el Acuerdo de Ataco.

“Tenemos el plan, pero no podemos nosotros estar dependiendo estrictamente de la cooperación internacional (…) ellos mismos nos han planteado que El Salvador, que el pueblo salvadoreño y los diferentes sectores, debemos también hacer nuestro propio esfuerzo”, aseguró.

“Las razones para establecer esta contribución especial para financiar la seguridad en El Salvador, es precisamente porque la seguridad es el principal desafío de la nación salvadoreña y es el principal reto que enfrentamos el gobierno y el pueblo salvadoreño”, dijo el secretario.

Argumentó que “si no se logra resolver el problema de la inseguridad, no vamos avanzar en los cambios que el país necesita en materia de educación, en materia de crecimiento económico, en materia social”.

San Salvador, 21 de septiembre de 2015.