Print Friendly

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, envió un mensaje de tranquilidad a las salvadoreñas y salvadoreños ante el sismo sentido la noche del lunes, asegurando que las instituciones ligadas al Sistema Nacional de Protección Civil se mantienen en alerta para resguardar sus vidas y prevenir tragedias.

“Quiero hacer un llamado a mantener la calma y reiterarles que como Gobierno continuamos trabajando por su seguridad”, indicó el mandatario en un comunicado leído esta tarde por la ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Lina Pohl, durante una conferencia de prensa brindada por la Comisión Nacional de Protección Civil en la que se dieron detalles relacionados a la actividad sísmica del pasado lunes.

“Es mi compromiso velar por su bienestar y el de sus familias, por ello el sistema de Alerta Nacional continúa con los monitoreos en las diferentes zonas del país, y está listo para atender cualquier emergencia que se presente”, añadió el gobernante.

En su mensaje destacó “la oportuna y eficaz participación del Sistema Nacional de Protección Civil” tras el sismo registrado la noche anterior –de una magnitud de 7.3 grados en la escala de Richter–, resaltando el papel de los técnicos departamentales y municipales, quienes “realizaron de manera inmediata monitoreos y labores de prevención en sus respectivas zonas”.

“Felicito el trabajo científico y sistemático que ha realizado este equipo, su oportuna labor lleva confianza y seguridad al pueblo salvadoreño”, subrayó el presidente.

El mandatario también lamentó el fallecimiento de una persona a raíz del impacto del sismo, tal y como lo registraron las autoridades de Protección Civil.

“Salvadoreñas y salvadoreños, les pido estar atentos ante posibles réplicas, atiendan las indicaciones de prevención que brindan las instituciones. No pongamos en riesgos nuestras vidas ni la de nuestros familiares”, dijo el presidente.

La Comisión Nacional de Protección Civil informó que se encuentra evaluando el impacto del sismo en las laderas y montañas para analizar las posibilidades de deslizamientos.

Además, informó que producto de la actividad sísmica resultaron dañadas 17 viviendas, cinco de ellas con daños de consideración (como el colapso de alguna pared) y el resto con daños menores.

También se registraron 13 escuelas con daños menores, mientras que en el Hospital San Juan de Dios, de San Miguel –del cual en principio se especuló sobre daños considerables en su infraestructura–, se confirmó que solo se han registrado daños secundarios.

San Salvador, 14 de octubre de 2014.