Print Friendly
  • En su último análisis sobre la economía salvadoreña, la prestigiosa firma Standard & Poor’s mantiene una calificación de B+ Estable B para el país, reafirmando la solidez de pago de la deuda salvadoreña y elevando la perspectiva de crecimiento para los próximos tres años.

La calificadora de riesgo Standard & Poor’s elevó sus previsiones de crecimiento para El Salvador al 2.6% para el período 2016-2018 en su más reciente análisis de la economía salvadoreña, en el cual también reafirmaron la solidez en el pago de la deuda del país al mantener una calificación de B+ Estable B.

De acuerdo al informe, la previsiones de crecimiento para dicho período mejoraron con respecto al 2.3% proyectado por la calificadora de riesgo en 2015, principalmente por la condiciones económicas internacionales, dentro de las que destaca la demanda creciente de los Estados Unidos y menores precios del petróleo.

El informe también destaca que el Producto Interno Bruto (PIB) trimestral a septiembre 2015 posteó el mayor crecimiento (2.6%) de los últimos cuatro años, mostrando incrementos positivos en todos los sectores de producción.

Destaca además el crecimiento de las exportaciones totales a cerca del 5.8%; en el caso de las exportaciones de maquila, a octubre 2015, se muestra un incremento de 9.1%, mientras que las exportaciones de café estuvieron creciendo a una tasa anual de 46%.

“Las importaciones de bienes de capital subieron en 2015, principalmente como resultado de más inversiones en los sectores de manufactura, construcción, comercio y energía”, indica el análisis de Standard en Poor’s.

La calificadora también proyecta que la deuda del gobierno general estará ligeramente abajo del 60% del PIB en el período 2015-2018.

“Este pronóstico está basado en nuestros supuestos de que los déficits fiscales primarios se reducirán hasta llegar casi al equilibrio, la economía crecerá, en promedio 2.5% y 3% en términos reales, y las tasas reales de intereses en la deuda del gobierno no se incrementarán”, señala el documento.

“El sistema bancario está bien capitalizado, con un capital reportado ligeramente debajo del 17% de activos ponderados por riesgo a septiembre 2015”, añade.

La calificadora de riesgo también destaca los esfuerzos impulsados por la actual administración para aplacar la inseguridad en el país, la cual genera costos a la economía salvadoreña.

“El plan anti-crimen del gobierno (“El Salvador Seguro”) podría ser una bendición para la economía por cuanto el crimen deprime la inversión, eleva los costos de operación de las empresas, y daña la facturación de turismo”, afirma el documento.

El éxito en los planes de seguridad se suma a otros factores (como las reformas económicas y al esquema de pensiones) que podrían elevar la calificación de riesgo otorgada al país, dadas las mejores posibilidades que esto representaría para el crecimiento económico.

Sin embargo, la calificadora advierte que las diferencias en la escena política entre sus distintos actores “continúan bloqueando reformas estructurales que colocarían la plataforma para más inversiones privadas y un crecimiento económico más alto”.

El informe completo puede ser consultado en la siguiente dirección: http://issuu.com/presidenciasv/docs/standard___poors_26_ene_15_traducci

San Salvador, 28 de enero de 2016.