Print Friendly
  • En los últimos seis meses el precio en la factura de energía eléctrica ha experimentado la reducción acumulada del 7.5%, beneficiando el bolsillo de las familias salvadoreñas.

El precio de la energía eléctrica en el país experimentó una nueva baja del 4.41% en el reciente trimestre, producto de una acertada política que incluye la diversificación de la matriz energética y la incorporación de licitaciones de energía eléctrica supervisadas por SIGET.

 

El pasado trimestre se registró una baja de 3.09% en la tarifa de energía eléctrica, y en los últimos tres meses dicha reducción creció en 1.32%, acumulando en los últimos 6 meses un total de 7.5% de disminución en los precios.

 

De acuerdo con la superintendenta de electricidad y telecomunicaciones, Blanca Coto, la reducción se debe, por una parte, a las licitaciones de energía eléctrica con recursos renovables incorporadas por el gobierno.

 

“Ahora tenemos una gran cantidad de energía producida por fuentes renovables, particularmente, por la energía que se produce a partir del agua, es decir, la energía hidroeléctrica. Esta energía que se produce a partir del agua alcanzó un promedio del 39.6 por ciento”, dijo la superintendenta en la entrevista El Salvador Ahora.

 

Aseguró, además, que se impulsan proyectos para la incorporación de nuevas plantas fotovoltaicas, es decir energía producida a base de fuente solar, así como también la energía geotérmica, la cual ha alcanzado una producción del 22.2%.

 

Remarcó que El Salvador ha sabido aprovechar el panorama regional comprando energía en menor precio.

 

“Cuando vemos una oportunidad de comprar a menor precio, del que se está produciendo en el país, compramos, lo inyectamos al sistema y eso contribuye a una estabilización de la tarifa o a una reducción de la tarifa”, dijo.

 

Por su parte, el secretario de Comunicaciones, Eugenio Chicas, manifestó que estos resultados positivos son productos del buen manejo energético del país, a través de instituciones como la SIGET y la CEL.

 

Aseguró que se ha mantenido de manera constante la producción de energía a base de geotermia, la cual ha venido generando un poco más del 22% de la energía nacional en una tendencia al alza.

 

“El propósito que está planteado en el Plan Quinquenal es que nuestro oro blanco, que es la geotermia, la energía volcánica, los ausoles, esa vaya creciendo. Por ejemplo, actualmente está en el 22% lo idóneo sería, si se invierte lo suficiente, llevarla hasta el 40%, o sea unos 18 puntos más”, precisó.

 

Asimismo, destacó los esfuerzos por hacer realidad la producción de energía fotovoltaica (energía solar), a través del parque de energía fotovoltaica que se está construyendo en el departamento de La Paz a través de una inversión privada que ha contado con todo el respaldo de instituciones del gobierno.

 

Manifestó que para 2021 también se tiene prevista la puesta en marcha la planta de gas de Acajutla, cuya inversión ronda los $900 millones.

 

Estos grandes proyectos permitirán al país contar con suficiente energía para continuar con la dinámica de crecimiento económico y también seguir con la disminución del precio, pues es energía limpia y con menores costos de producción que la que se obtiene a partir de la quema de combustibles fósiles.

 

San Salvador, 18 de octubre de 2017.