Print Friendly

La Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia (STPP), en el marco de la creación del Instituto Nacional de Formación Pública y en coordinación con Goberna América Latina, presentó el libro: “Guía práctica para abrir gobiernos, manual de open goverment para gobernantes y ciudadanos”.

Con el objetivo de avanzar hacia la construcción de un Estado centrado en la ciudadanía y orientado en resultados, como se plantea en el Plan Quinquenal de Desarrollo, la STPP estableció un vínculo con el Instituto Ortega y Gasset del Reino de España para realizar en conjunto, actividades enfocadas a desarrollar en nuestro país el uso de las TIC y, además, conocer las experiencias de otros países en la utilización y aplicación en la atención y servicio a la ciudadanía.

Antonio Fernández Poyato, director para América Latina de la Fundación Ortega-Marañón, afirmó en su ponencia que “las TIC son un aliado clave para la innovación, la mejora de los servicios públicos, para hacer una administración más eficiente y aliado clave para mejorar la democracia, para hacer gobiernos más abiertos y más transparentes.”
Respecto al libro, el experto español mencionó que trata de cómo abrir los gobiernos a los gobernantes y a los ciudadanos.

Dijo que la publicación busca proporcionar a los políticos, funcionarios y profesionales una guía práctica, que sirva para poder dar esos primeros pasos en el largo camino hacia la consecución de gobiernos más abiertos, transparentes y participativos. “Se trata de que el gobierno ponga datos utilizables y reutilizables al alcance de los ciudadanos para que puedan buscar mejores soluciones desde el punto de vista del servicio público”, afirmó.

Pedro Huichalaf Roa, subsecretario de Telecomunicaciones de Chile, resaltó la importancia de las TIC para el desarrollo de la calidad de vida de las personas. “Si lo hablamos desde el punto de vista de la administración pública tiene por misión, en este caso, unir a las personas con el gobierno y hacer que el sentido del trabajo vaya orientado hacia ellos”, expuso.

Añadió que el uso de las tecnologías es un medio alternativo, no sustitutivo. De esta forma, las personas que están en zonas rurales o lejanas puedan utilizarlas como una forma de acceder a los servicios, de ser informados, de exigir información y de ser transparente como gobierno.

“Nos interesa exportar nuestro ejemplo a países como El Salvador que está empezando a crecer, a desarrollar esta política. Queremos incentivarlos para lograr que haya empresas de telecomunicaciones, donde la tecnología esté presente, donde los servicios públicos estén integrados por la ciudadanía, donde haya una red troncal de las comunicaciones y donde el rol del gobierno y de los distintos actores puedan trabajar en conjunto como una alianza público- privado; público con otro organismo, público con las empresas y público con la ciudadanía, que es nuestro objetivo”, finalizó.

Por su parte, Víctor Iraheta, director de Fortalecimiento Institucional y Gestión de Calidad de la STPP, indicó que para el Gobierno es clave impulsar este tipo de jornadas para introducir poco a poco la política de gobierno electrónico y que conecte con la política de gobierno abierto, que se está impulsando desde la Secretaría de Participación Ciudadana. “Esta es una jornada de intercambio de experiencias y conocimiento, pero de fondo buscamos el impulso de la política de gobierno electrónico”, expresó.

El funcionario también anunció que se espera que para el primer trimestre del próximo año ya esté funcionando la Dirección de Gobierno Electrónico, que formaría parte de la Dirección General de Transformación del Estado de la STPP.

“A mediano plazo, en el área de las TIC, nos hemos propuesto avanzar en servicios en línea, automatización de procesos, interoperabilidad de registros y bases de datos, para portales virtuales, entre otros. La meta trazada es acercar los servicios a la ciudadanía de manera eficiente y transparente”, concluyó.