Print Friendly

Ustedes escucharon las palabras hermosas y bellas de este joven, que entiendo pasó parte de su vida aquí en este espacio y él reafirma:  “ yo quiero seguir estudiando, y voy a seguir estudiando aunque sé que tengo muchas adversidades, pero voy a salir adelante, quiero ser un profesional”.

Ese es el sueño de la niñez, de la adolescencia y nuestro deber como gobierno es garantizarles a ustedes sus derechos, el derecho a la educación, a la salud, al deporte a la recreación, al arte, a vivir de forma tranquila y en paz, vivir sin miedos, vivir con esperanzas.

El día viernes tuvimos también un espacio para niños y niñas que mostraron las habilidades que tienen; por todas partes que he ido me han dicho que proyecto más lindo, que proyecto más hermoso y adivinen ¿por qué? Porque es un coro presidencial conformado por 40 niños y niñas que deleitaron con sus voces a todo el país, eso es lo que mi gobierno asume, que la niñez y la adolescencia es el motor de este país, es el motor del desarrollo, es la fuerza que anima y mueve a El Salvador.

Por eso nuestro compromiso es generarles espacios agradables y tranquilos para que ustedes puedan educarse, para que puedan cultivar sus habilidades, sus destrezas. Ahora esta ciudad de los Niños va tomar otro nombre y esto es lo que estamos lanzando ahora. Esta ciudad que tiene tanta historia, miles de niños han pasado por este espacio por estas aulas que se han forjado en estos talleres y han hecho parte de su vida aquí, y ahora muchos de ellos son muy buenos técnicos, muy buenos profesionales, responsables padres de familia.

Por eso a este espacio le vamos a llamar “Ciudad de Niñez y Adolescencia”  porque la niñez y la adolescencia son los que deben ser la prioridad de mi gobierno, por ello hemos buscado recursos financieros, hemos buscado respaldo, hemos buscado apoyos para convertir esto en un espacio agradable para ustedes, pero no solo agradable sino donde puedan adquirir valores, porque ustedes crecen como el árbol, no se quedan así en esa edad, se van desarrollando y van adquiriendo más edad y van adquiriendo más compromisos.

Y para enfrentar esos compromisos y los momentos buenos de la vida y los momentos difíciles debemos estar armados de valores, el respeto es un valor, la convivencia es un valor, la amistad es un valor, la responsabilidad es un valor y en la medida que ustedes están armados de esos valores pueden enfrentar cualquier reto que se les presenta en la vida.

No solo queremos enseñarles capacidades técnicas, no solo podemos hacer de este espacio un lugar donde ustedes se recreen, sino formarlos, moldearlos para que estén en mejores condiciones, enfrentar la vida y ser hombres de bien, ser mujeres de bien para el país.

Eso es lo que ahora estamos lanzando y por eso es que yo me siento muy honrado y muy feliz de dirigirme a todos ustedes, niños, niñas jóvenes, porque ustedes son los principales protagonistas de este proyecto que estamos desarrollando, este proyecto está en función de ustedes, es para que lo amen y lo aprecien, porque estamos aquí para garantizar la protección de sus derechos humanos  que tienen como niños y adolescentes.

Por ello yo quiero agradecer y les pido un fuerte aplauso para el señor embajador de la República de China Taiwán, el señor Andrea Lee, él es un gran aliado, un gran amigo de nuestro país, él siempre está dispuesto a cooperar por la causa de ustedes, de las niñas, los niños y los adolescentes, él no dudó  en ningún momento de apoyar.

Durante estos años de gobierno, han donado alrededor de 3 millones de dólares que van a estar dedicados a este esfuerzo de la niñez y la adolescencia, ¿no creen que se merece un fuerte aplauso?

Y quiero decirles que este gobierno ha hecho esfuerzos por ahorrar su dinero porque tiene un presupuesto y ese presupuesto tratamos de  gastarlo eficientemente y además de hacer ahorros.

Nosotros agradecemos al Ministerio de Economía que ahorró 30 millones de dólares, hemos podido destinar recursos, y del presupuesto de la nación para este proyecto, para ustedes, se va a invertir otro millón de dólares que ha sido  autorizado por la Asamblea Legislativa para el gobierno; o sea que ahora tenemos recursos, y además de recursos tenemos el equipo de trabajo.

Los maestros y maestras que trabajan con ustedes, los que se encargan de dirigir este proyecto, todo el personal del ISNA, es un personal comprometido  que ahora tiene los recursos y está en toda  la disposición y toda la energía de poner este proyecto en marcha.

Por ello yo quiero agradecer y felicitar a mi esposa Margarita, presidenta de la Junta Directiva del ISNA, felicitar a la Directora Ejecutiva del ISNA, Elda Tobar Ortíz, esposa de nuestro Vicepresidente de la República y es la Directora Ejecutiva; ellos son junto con sus equipos los gestores de esta iniciativa, de transformar esta histórica ciudad, en una ciudad de la niñez y la adolescencia.

Y como vuelvo a repetir, en este espacio, ustedes las niñas, los niños y los adolescentes son los actores de este proyecto, este proyecto está para ustedes, es nuestro compromiso de trabajar por la niñez y la adolescencia.

Ya la Directora Ejecutiva nos explicaba la historia  que ha tenido este espacio, primero con esa visión de una correccional  que existió hace muchos años para los menores infractores, pero después  que la Congregación Salesianos tomó  a su cargo este espacio y le dieron  un enfoque más humano, un enfoque más de derecho y se le llamó la Ciudad de los Niños, y hoy los salesianos entregaron este espacio al  ISNA, al Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Niñez y de la Adolescencia.

Y les vuelvo a repetir, ellos son los que ahora comienzan a construir esta nueva esperanza, a darle continuidad a  esa historia, pero una historia que no se detenga, una historia que no retroceda, sino que una  historia que cada vez más ofrezca servicios de calidad a los niños, las niñas y la adolescencia.

Por ello es que estamos aquí para evidenciar cómo se está llevando la transformación de estas  instalaciones en un espacio de desarrollo integral,  donde se implementarán programas preventivos que contribuyan al  cumplimiento de los derechos de las niñas, niños y adolescentes y sus familias.

Por ello es importante que además este proyecto tenga que ver con las nuevas leyes que  se han venido aprobando en el país a favor de los derechos de la niñez y la adolescencia. Me refiero a la Ley LEPINA, La Ley de Protección Integral de la Niñez y la Adolescencia, que acá se encuentra su  Directora Zaira  Navas, ella es una gran protectora  de ustedes, merece un fuerte aplauso también por todos los  esfuerzos que hace, por toda la niñez y la adolescencia.

Vuelvo a repetirles que de toda la sociedad, de todos  los sectores, la niñez ocupa un lugar privilegiado dentro de los enfoques y objetivos de nuestro gobierno.

 

Los niños y las niñas motivan nuestro esfuerzo, para mejorar la calidad de la educación, librar los territorios de la violencia y ampliar las oportunidades de empleo, son nuestras grandes prioridades.

 

Nuestro compromiso con la niñez y la adolescencias no es solamente un compromiso con la garantía de sus derechos individuales y el bienestar presente, también significa la lucha por un futuro de oportunidades, que se traduzca en desarrollo humano para ustedes.

 

Quiero además decir que con los recursos que tenemos vamos a mejorar ¿qué es lo que vamos a mejorar aquí en estos espacios? Vamos a mejorar las áreas como la cancha de fútbol, de basquetbol, pista y atletismo, piscina, gimnasio para deporte, y además las áreas de talleres, talleres de textil, electrónica, soldadura, ingeniería industrial, automotriz, zapatería; vamos a mejorar las cuarenta cabañas dormitorios, un Centro de Desarrollo Integral para niños, un CDI, un auditorio, comedores, cocinas entre otros, o sea que vamos a hacer una remodelación de toda esta infraestructura.

 

Pero no hemos estado nosotros solos, yo también quiero este día agradecer a todas las instituciones de la sociedad civil que están aquí respaldándonos, por ello quiero saludar y dar mis agradecimientos a Visión Mundial, a la licenciada Laura del Valle, su Directora Ejecutiva, gracias por haber aportado 25 mil dólares necesarios para la adecuación de dormitorios, cuya inauguración haremos este día.

 

De la misma manera, nuestros amigos de CIDEP, que nos ha aportado más de 190 mil dólares para desarrollar un programa de formación para el empleo con 150 adolescentes, así que un programa de alfabetización, un componente de formación, de facilitadores y modalidades flexibles de educación, gracias a este proyecto que recientemente inicio a principios de este mes, más de 500 niños y niñas y adolescentes y sus familias, serán beneficiados directamente. Por eso también solicito un fuerte aplauso a su Director Ejecutivo el ingeniero Mario Paniagua.

 

Pero aquí no solo nos hemos unido Presidencia, sociedad civil, sino también nos hemos unido como gobierno, por eso yo quiero que le den un fuerte aplauso al representante de Obras Públicas, de ANDA, del Ministerio de Educación, al Instituto Nacional de los Deportes de El Salvador (INDES), al Instituto de Rehabilitación Integral (ISRI), al ITCA – FEPADE, a la Secretaría de Cultura, con todos ellos sociedad civil, gobierno, Presidencia, vamos a hacer realidad ese proyecto en el cual ustedes van a desarrollar Una parte de su vida importantísima para su formación, pero no solo su formación, sino importantísima para el país.

 

Había un amigo que me decía “que les caiga el 20”, que ustedes tienen en sus manos el futuro de El Salvador, ustedes van a ser los hombres y mujeres que van a dirigir este país y lo van a conducir en el desarrollo.

 

Nosotros en esta parte de su vida que van a pasar aquí, queremos formarles, queremos apoyarles, queremos ayudarles, porque esa es nuestra obligación de hacer del centro de esta sociedad, las niñas, los niños y los adolescentes, nunca me cansaré de realizar esfuerzos para buscar el bienestar y la mejoría de las condiciones de vida de nuestros niños, niñas y adolescentes, porque creo en ellos, en su capacidad para hacer grande a este país.

 

Ellos no solamente son el futuro para construir una sociedad más sólida y justa, ellos viven también un presente en donde están siendo beneficiados por los cambios que se están produciendo, los niños y las niñas lo saben y lo valoran.

 

Continuaremos trabajando, nutriendo nuestras energías con la gran recompensa de su sonrisa, de su alegría y de su vitalidad.

 

Que Dios bendiga esta Ciudad de la Niñez y de la Adolescencia.

 

Muchas gracias y que Dios derrame bendiciones sobre ustedes.