Print Friendly

Muy buenos días  a todas y a todos, es un honor estar aquí, en estas instalaciones que tienen una larga historia con nuestro país, con la vida democrática de El Salvador, con la garantía de su defensa, de su respeto a nuestra constitución.  Por eso para mí es un agrado estar con ustedes, es un día especial en mi recorrido histórico.

Quisiera primero agradecer y saludar al señor  Ministro de Defensa Nacional, General de División, David Munguía Payés; al señor Viceministro de la Defensa Nacional, General de Aviación, Jaime Parada; al señor Jefe del Estado Mayor Conjunto de la Fuerza Aérea y de la Fuerza Armada, General División, Rafael Melara; al señor Subjefe del Estado Mayor Conjunto de la Fuerza Armada, Contra Almirante Juan Antonio Calderón; al señor Jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea y General de Brigada Aérea, Carlos Mena; al señor comandante del Comando de Fuerzas Especiales, Coronel Mario Victorio Romano; al señor Jefe del Estado Mayor Presidencial, Coronel Jorge Alberto Revelo.
Señoras y señores directores, comandantes, jefes de conjunto y demás unidades militares.
Señoras y señores oficiales superiores, oficiales subalternos, personal administrativo de tropa, banda musical y militar.
Amigos y amigas de la prensa.
Señoras y señores.

Un saludo a todas y todos ustedes miembros de la Fuerza Aérea Salvadoreña y del comando de Fuerzas Especiales de la Fuerza Armada.
Es para el país reconocer a los Comandos Especiales como la Fuerza Aérea Salvadoreña porque comparten una importante misión, que es defender la soberanía del Estado y la defensa nacional.

Pero quiero resaltar la fundamental tarea del mantenimiento de la paz interna en nuestro país, que es uno de nuestros más grandes objetivos como Gobierno.

De igual manera, su auxilio en caso de desastre nacional y su apoyo en obras de beneficio público son tareas que hacen de estas unidades un importante aporte como parte de la Fuerza Armada Salvadoreña.

Quiero iniciar dando mi más sentido pésame a las familias y a la institución por los miembros de la Fuerza Aérea que fallecieron hace unos días en el accidente del Lago de Suchitlán. Al Teniente Coronel, Piloto Aviador, José Roberto Corleto Andrade; al Sargento Primero Técnico de

Aviación, José Armando Roque Mulato; al Aerotécnico Sergio Luis Funes Mena Amaya; además, también deseando la pronta recuperación del Aerotécnico José Armando Velásquez, quien está hospitalizado en el Hospital Militar. Reciban de mi parte y en representación del pueblo salvadoreño, las más sinceras condolencias y nuestro respeto por haber sacrificado sus vidas en cumplimiento de su deber.

También, quiero felicitar públicamente al pescador que afortunadamente pudo rescatar con vida a uno de los tripulantes. Gracias a su heroísmo, que es muestra de la solidaridad y el espíritu de hermandad que nos caracteriza a los salvadoreños.

Es grato para mí encontrarme con ustedes, miembros de estas dos unidades militares que son tan importantes para  la labor que realiza la Fuerza Armada Salvadoreña en el cumplimiento de su misión en favor de los altos intereses de la patria.

Asimismo, deseo afirmar que cuentan con el respaldo del Gobierno que presido, y por ello deseo motivarles a que juntos trabajemos por asegurar los territorios y la paz para el pueblo salvadoreño.

Pronto tendremos un conservatorio, he observado las instalaciones y necesitan realmente un respaldo del Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, es una responsabilidad tratar de garantizar que ustedes se encuentren en instalaciones adecuadas, ya que prestan un gran servicio a nuestra nación.

Por ello,  quiero decirles que también el compromiso expresado desde mi programa de Gobierno es garantizar al pueblo salvadoreño un Sistema Nacional de Defensa, que garantice la soberanía y se vincule constitucionalmente a tareas dirigidas a acelerar nuestro desarrollo en un contexto de paz.

Este es el compromiso que los invito a compartir, con el mismo grado de entrega y lealtad a la nación, valores que caracterizan a todos los miembros de la Fuerza Armada, y que profesan en el fiel cumplimiento a la misión constitucional que les ha sido encomendada.

En el caso de la Fuerza Aérea, son notables sus labores de apoyo con el Plan San Bernardo y Plan Invernal.  Sus tareas de búsqueda y rescate en casos de emergencia, así como las evacuaciones Aero médicas, son sumamente importantes en los casos de emergencia nacional.

De igual manera, es valioso su trabajo brindando en apoyo aéreo en zonas de desastre, abastecimientos, plan contra incendios y emergencias, como las tareas realizadas en la reciente erupción del Volcán Chaparrastique.

El auxilio y reconocimiento aéreo realizado en la erupción del Volcán Chaparrastique en diciembre y enero pasado, fueron fundamentales para salvar muchas vidas y realizar trabajos de auxilio y mitigación en beneficio de la población afectada.
Sabemos que la alerta continúa y que la Fuerza Aérea está preparada y dispuesta para brindar la ayuda necesaria ante un caso de nueva erupción.
Asimismo, es importantísimo el apoyo a los planes para la Seguridad Pública, aportando personal de oficiales, suboficiales y tropa.

Recordemos que la tarea de garantizar la seguridad de las comunidades y combatir todas las manifestaciones de violencia es una tarea que estamos llevando a cabo de manera conjunta, la sociedad civil y las instituciones de seguridad.

Por su parte, también el Comando de Fuerzas Especiales tiene una gran importancia para el auxilio a la población en caso de desastres. Su actuar en apoyo a la labor de otras áreas les permite ser de gran ayuda para los rescates aéreos y acuáticos.

Sabemos que nuestro país es vulnerable a los desastres naturales ocasionados por el cambio climático y las condiciones geológicas en nuestro territorio. Es por ello que las labores realizadas por esta unidad militar son fundamentales.

Sin embargo, las tareas de apoyo que el Comando de Fuerzas Especiales realiza en apoyo a la Policía Nacional Civil, también significan un trabajo de mucho valor. Su respaldo con equipos de seguridad y patrullajes permanentes en el Plan “Escuela Segura” garantiza la seguridad de nuestros niñas, niños y jóvenes en las escuelas.

De igual manera, el apoyo que brindan dando seguridad al Turicentro Apulo es relevante, ya que las familias salvadoreñas pueden contar con un ambiente sano y seguro para su recreación y esparcimiento, también ayudan a mejorar las condiciones para explotar estas zonas de atracción turística.

Asimismo, felicito al Comando de Fuerzas Especiales por las operaciones anti delincuenciales que realizan con la “Fuerzas de Tarea “BETA” en los municipios de Cojutepeque, San Pedro Perulapán e Ilobasco.

El combate efectivo contra la delincuencia y el crimen requiere que asumamos ese  gran compromiso de defender  a la nación y garantizar el bienestar de la población desde diferentes escenarios, pero sabemos que también requiere una lucha incansable  contra la corrupción en las instituciones de  seguridad y justicia.

Miembros de la Fuerza Aérea Salvadoreña y Comando de Fuerzas Especiales, les pido que honremos la gran tarea que la Constitución de la República nos ha encomendado. Respondamos a la confianza que el pueblo salvadoreño deposita en nosotros. Cumplamos con responsabilidad y ética cada una de las tareas asignadas y no descansemos en la lucha contra la delincuencia y el crimen.

Sigamos adelante, trabajando por la defensa nacional para la paz en El Salvador.

Que Dios les Bendiga,

Muchas gracias.