Print Friendly

Amigas y amigos todos.

Felicito al gobierno y al pueblo Dominicano por la excelente organización de esta Cumbre.

 

Descarga audio

Esta es la primera Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno en la cual participo como presidente de mi país El Salvador.

Vengo a esta Cumbre con el firme interés de contribuir a la toma de decisiones para que juntos hagamos más fuerte a la región del SICA y avancemos en una integración plena de nuestros pueblos.

Mi sincero agradecimiento a los Jefes de Estado y de Gobierno o sus representantes que acompañaron el reciente acto de Toma de Posesión de este servidor.

Vengo a esta tierra dominicana a reafirmar mi convicción integracionista y así lo marca nuestra misma Constitución Política.

Mi país es históricamente integracionista. Queremos y debemos trabajar por una integración real, que busque y privilegie el bienestar social y económico de nuestras sociedades, principalmente de los sectores históricamente excluidos.

Justo antes de tomar posesión como Presidente de El Salvador, hice una gira a los demás países centroamericanos. Conversé con los Señores Mandatarios de la región y coincidíamos en temas prioritarios en lo político, económico y social.

En esas visitas ratifiqué mi convicción que Unidos Crecemos Todos en la región. Por eso estamos aquí, reafirmando nuestra apuesta por el Sistema de Integración Centroamericana. Nuestro pueblo está convencido que el único camino que nos permite el desarrollo con justicia social es la integración de los esfuerzos de los pueblos para superar las desigualdades y los obstáculos al crecimiento que beneficie a todos y todas.

Y si bien es cierto que estamos conscientes que la integración centroamericana ha avanzado en los últimos años. En julio del 2010, se definieron los 5 grandes pilares que nos han permitido avanzar: Seguridad Democrática Regional, Gestión Integral de Riesgos de Desastres y Cambio Climático, Lucha contra la Pobreza e Integración Social, Integración Económica y Fortalecimiento Institucional.

Sin embargo, no podemos ni debemos conformarnos, cuando aún persisten grandes y graves problemas comunes como son la inseguridad, la pobreza, el bajo crecimiento económico, la vulnerabilidad ambiental, entre otros.

Debemos fortalecer nuestra lucha frontal contra la delincuencia común y el crimen organizado. En esta área, debemos continuar ejecutando todos los proyectos de la Estrategia de Seguridad de Centroamérica, tanto en el lado del combate al delito como la prevención, especialmente desde la primera infancia.

También debemos poner atención especial en el desarrollo de los mercados laborales integrados y, por supuesto, en la garantía a un planteamiento de seguridad alimentaria y nutricional.

Junto con ello, debemos ejecutar la nueva estrategia Centroamericana de Vivienda y Asentamientos Humanos, promover e implementar la Política Regional de Igualdad y Equidad de Género, aprobar e implementar la Política Educativa Centroamericana.

Somos conscientes que vivimos en una región vulnerable, por ello se debe continuar ejecutando la Política Centroamericana de Gestión Integral de Riesgos de Desastres, así como el seguimiento al Plan de Acción sobre Política Agrícola Centroamericana.

En la integración económica, indudablemente, debemos continuar afianzándonos como una región competitiva y atractiva para la inversión regional e internacional.

Debemos fortalecer la Unión Aduanera, ejecutar la Estrategia Regional de Fomento del Emprendimiento para Centroamérica y República Dominicana, y fortalecer un  Modelo Regional de Calidad y Sostenibilidad Turística.

En el plano de la institucionalidad regional, no hay duda que debemos continuar modernizando todo el aparato institucional, para hacerlo más efectivo y eficiente acorde a lo que el proceso de integración de los nuevos tiempos requiere.

Además de las problemáticas estructurales, también debemos enfrentar crisis y graves problemas coyunturales.

En estos días los medios de comunicación han difundido la situación que los niños y niñas de Guatemala, Honduras y El Salvador, que viajan sin acompañante hacia los Estados Unidos de América, están padeciendo.

Nos hemos reunido recientemente, como todos ustedes saben, con el Señor Vicepresidente de los Estados Unidos Joe Biden para abordar esta crisis.

Resalto este asunto en esta Cumbre porque es importante contar con el apoyo de los demás países hermanos de la región en las gestiones que los gobiernos de estos 3 países estamos haciendo a favor de nuestros niños y niñas, especialmente para que se les respeten sus derechos fundamentales, se les brinden condiciones dignas en los lugares de albergue en territorio de Estados Unidos y para que el gobierno del Presidente Obama apoye, impulse y logre la reunificación familiar. Pero más aún, estamos trabajando para que por fin la reforma migratoria integral sea aprobada.

Tenemos grandes tareas por delante.

Unidos seremos una región más próspera y solidaria. Sólo unidos podemos vencer las grandes desafíos que demandan nuestros pueblos para superar problemas históricos como la pobreza, la desigualdad, la falta de educación, entre otros.

Somos conscientes de nuestra responsabilidad como centroamericanos, pero como ya lo expresé, es difícil, si no imposible, hacerlo solos.

Agradezco y reconozco el valioso apoyo de los países amigos y la comunidad internacional. Esperamos que ese apoyo continúe y, estoy seguro, que todos los Mandatarios podemos asumir el compromiso con la comunidad internacional que los recursos de la cooperación internacional serán utilizados en forma transparente y llegará a la gente más necesitada.

En estos nuevos tiempos en la región, donde 4 países tendremos gobiernos nuevos, Honduras, Costa Rica, Panamá y mi país, sumado a la experiencia de los Mandatarios de República Dominicana, Belice, Nicaragua y Guatemala, les propongo que nos unamos y trabajemos aún más, fortaleciendo el diálogo regional, y profundizando nuestra integración de los pueblos de Centroamérica y República Dominicana.

También me uno al presidente Ricardo Martinelli, ya él lo dijo él se retira como Presidente, pero nunca como un luchador con la integración, se ofreció a hacer un intermediario con el sector privado, yo le agradezco que siga con ese espíritu.

Panamá, como usted bien, dijo logró convencer a su pueblo de que es importante integrarse a la región, lo felicito y espero éxito también en su trabajo.

Y también decirle a Belice un gran pueblo amigo, donde viven miles de salvadoreños que también vamos a contar con todo nuestro respaldo para que la presidencia pro témpore tenga pues todo nuestro respaldo y nuestro apoyo.

Así es que bienvenido y no dudamos que Belice pondrá todos sus esfuerzos en hace realidad estos acuerdos que aquí vamos a llegar.

Muchas gracias a todos.