Print Friendly

Amigas y amigos de América Latina, el Caribe y demás países que nos visitan:

En nombre del Gobierno de la República y en representación del pueblo salvadoreño le saludo a cada uno de ustedes y agradezco su grata presencia en nuestro país.

Deseo expresar mis saludos y felicitaciones a la 44 Reunión de Ministros y a las diferentes instancias de la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE) por contribuir a la integración y desarrollo de nuestros pueblos a través del aprovechamiento y protección de los  recursos energéticos de la Región, además de ser una visión inclusiva también tenemos que garantizar su preservación, el tema medioambiental no puede estar separado del tema energético, y en ese sentido agradezco sus palabras.

Nos complace ser la sede del Noveno Foro de Integración Energética Regional, coordinado por la OLADE y la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones de El Salvador (SIGET).

En este nuevo siglo hemos construido en nuestra región una gran oportunidad para unir esfuerzos, conocimientos, experiencias y ponerlos en función de mejorar la calidad de vida de la gente, acelerando el desarrollo social y económico de nuestra región, con inclusión, paz y democracia.

Sin energía no hay desarrollo, y es por ello que saludamos el enfoque de esta reunión de la OLADE: “la Construcción de una Matriz energética Sustentable para la Región”.

En El Salvador, una de nuestras principales estrategias para alcanzar el crecimiento económico y la disminución de la pobreza es la transformación productiva. En ese marco, como Gobierno tenemos el compromiso de reducir el costo de la energía y mover el país hacia la soberanía energética.

Impulsamos el tema energético desde todas las instituciones del Estado y otros actores de la sociedad, bajo los principios de Derecho, Igualdad e Inclusión, para lograr en el corto y mediano plazo impactos sustantivos y sostenibles.

Nuestro Programa de Gobierno “El Salvador Adelante” colocó al tema energético como clave para alcanzar las metas del desarrollo sostenible y el Buen Vivir.

Es por ello que hemos planteado lineamientos estratégicos claros dentro del Plan Quinquenal de Desarrollo 2014 – 2019 para lograr una mayor diversificación de la Matriz Energética y el fomento de las fuentes renovables de energía, así como el fortalecimiento de la institucionalidad del Sector Energético y la protección al usuario.

Para nosotros es fundamental y urgente promover una cultura de eficiencia y ahorro energético, este es uno de los lineamientos estratégicos del Consejo Nacional de Energía, que se ha traducido en múltiples programas, acciones y proyectos en todos los sectores del país.

Así tenemos, la creación de 100 Comités Institucionales de Eficiencia Energética en el sector gubernamental, en el marco de la Política de Ahorro y Austeridad del Sector Público, emitida en el reciente mes de septiembre.

El Decreto Ejecutivo que definió dicha política vuelve obligatoria la creación de estos Comités en todas las instituciones de gobierno, mandatando al Consejo Nacional de Energía garantizar la implementación y supervisión de las acciones que permitan el uso racional de la misma.

Otras acciones son el Programa El Salvador Ahorra Energía, agrupando instituciones públicas y privadas; la propuesta de Ley de Eficiencia Energética, en actual discusión dentro de la Asamblea Legislativa; asimismo, Eficiencia Energética en edificios públicos con el apoyo del PNUD.

Otros lineamientos estratégicos son la ampliación de la cobertura y acceso al servicio energético, así como tarifas a costos preferentes para la población más vulnerable. De igual manera, innovación, desarrollo tecnológico y, por supuesto, integración energética regional.

La República de El Salvador es un Estado soberano y la soberanía reside en el pueblo, donde se reconoce a la persona humana como el origen y el fin de la actividad del Estado que está organizado para la consecución de la justicia, de la seguridad jurídica y del bien común.

Así, los beneficios que se obtienen del desarrollo energético deben estar sujetos a mejorar la calidad de vida de nuestra gente, con enfoque de inclusión, transparencia y en armonía con el medio ambiente.

Luchamos por un país justo y seguro, equitativo, solidario, con autodeterminación, independiente, integrado a la América Latina, al Caribe y al mundo; en el camino a la unión centroamericana, con autosuficiencia energética, soberanía alimentaria y nutricional, en armonía con la naturaleza.

Desde hace 18 años contamos en el país con una Ley General de Electricidad, la cual ha requerido modificaciones en la medida que los gobiernos nos hemos interesado más en promover el bienestar económico y social, lo cual se ve expresado en las modificaciones realizadas en el año 2012 durante la gestión del presidente Mauricio Funes.

Actualmente, mi gobierno busca fortalecer el papel regulatorio de la SIGET a través del respeto al cumplimiento de esta Ley y, de ser necesario, promover algunas modificaciones especialmente para mejorar la calidad de los servicios de electricidad y transparentar el mercado energético.

El Salvador, a través de la SIGET, tiene el privilegio de ostentar la Presidencia de la Comisión Regional de la Interconexión Eléctrica (CRIE). Desde ahí estamos impulsando el desarrollo de la regulación regional, destacando la aprobación de los procedimientos para la implementación de los contratos regionales con prioridad de suministro.

Los países centroamericanos hemos realizado  esfuerzos por diversificar las matrices energéticas.
En el caso de El Salvador, hemos demostrado nuestro interés por contar con más oferta de energía a menor costo, iniciando tres procesos de licitación con lo que se logró contratar aproximadamente 461 megavatios de potencia.

De ellos 355 serán provenientes de gas natural, lo cual requerirá la construcción de una planta eléctrica en el Puerto de Acajutla, con una inversión aproximada de 900 millones de dólares, convirtiéndonos en el primer país en Centroamérica que será suministrado con gas natural.

Otros provendrán de tecnología solar foto-voltaica, logrando atraer una inversión extranjera por aproximadamente 250 millones de dólares, con inversionistas de Francia, España y Estados Unidos.

También 32 proyectos de energía renovable con tecnología solar, centrales hidroeléctricas y biogás, con una inversión de 40 millones aproximadamente.

Actualmente se está preparando una nueva licitación de Energías Renovables para incrementar la capacidad de generación con esta tecnología.

Me complace que este Noveno Foro de Integración Energética Regional haya servido como escenario para la firma de un Acuerdo de cooperación entre la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE) y el Sistema de Integración Centroamericana (SICA). Un Acuerdo que significa reforzar los lazos de entendimiento en el sector energético para Centroamérica.

Para nosotros, los países centroamericanos, es sumamente importante fortalecer las agendas energéticas sub-regionales y para ello es fundamental contar con la cooperación, coordinación y asesoría de la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE).

Este Acuerdo nos permitirá fortalecer la integración, el conocimiento y la regulación efectiva del sector eléctrico entre los países de la región.

La Integración energética regional es fundamental para el desarrollo de nuestros pueblos.
En la región centroamericana hemos hecho importantes avances con el Sistema de Interconexión Eléctrica de los Países de América Central (SIEPAC), el cual ha posibilitado las transacciones de energía entre países.

Respecto al Mercado Eléctrico Regional y la línea SIEPAC, se ha desarrollado una normativa para la habilitación de contratos con prioridad de suministro, lo que permitirá efectuar contratos de suministro de energía firme entre países buscando así una reducción de precios en las tarifas.

También ha sido importante la consolidación de organismos regionales vinculados a la regulación y operación del Mercado Eléctrico Regional, como  la Comisión Regional de la Interconexión Eléctrica (CRIE) y el Ente Operador Regional (EOR). Todo esto como resultado de la firma y ratificación de un tratado entre los gobiernos de los países centroamericanos.

Esta es una experiencia que debemos y queremos compartir con todos ustedes, los países hermanos de América Latina, el Caribe y el resto del mundo.

Es un orgullo para El Salvador haber sido la sede para el desarrollo de estas sesiones en el marco del Noveno Foro de Integración Energética Regional. Asimismo, es un honor que nuestro país sea parte del Comité Directivo de OLADE y que la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (SIGET) haya presidido esta Reunión de Ministros.

Hago un llamado a todos los países hermanos de Centroamérica y Latinoamérica, para que nos unamos en la búsqueda de soluciones para el logro de una matriz energética diversificada, sustentable y sostenible en la región, en beneficio de nuestros pueblos.

Juntos alcanzaremos un desarrollo sostenible que beneficiará a los sectores más vulnerables de nuestro continente.
Hoy, más que nunca, resulta oportuno hacer eco del principio que identifica a nuestro gobierno: ¡UNÁMONOS PARA CRECER!