NAYIB ARMANDO BUKELE ORTEZ

Presidente de la República de El Salvador

Reseña

Nayib Bukele es un político y empresario que ha generado una transformación positiva en la percepción de los salvadoreños sobre los temas de gobernabilidad y democracia. El 3 de febrero de 2019, ganó con amplia ventaja las elecciones presidenciales de El Salvador, convirtiéndose en el presidente más joven de la historia del país, y en el más joven de toda América Latina. Su contundente victoria presidencial estuvo antecedida por sus dos gestiones como alcalde. La primera de ellas en Nuevo Cuscatlán, un pequeño municipio de La Libertad que adquirió renombre gracias a una nueva forma de gestión pública municipal. La segunda fue en la capital del país, San Salvador, donde también implementó nuevas maneras de desarrollo, de la mano de alianzas público-privadas, que favorecieron a los capitalinos. Su obra más notoria fue la recuperación del corazón del Centro Histórico, un trabajo en el que todos sus antecesores habían fracasado.

Datos personales

Nayib Armando Bukele Ortez nació el 24 de julio de 1981, en San Salvador. Es hijo de Olga Ortez de Bukele y de Armando Bukele Kattán (n. 1946 – m. 2015), quien fue un importante personaje de la vida empresarial y política salvadoreña, doctor en Química Industrial, físico, historiador, economista, periodista y, sobre todo, autodidacta. Desde muy joven, a Nayib se le reconoció su capacidad intelectual y su ánimo de emprendimiento. Con solo 18 años comenzó a dirigir empresas familiares.

Su esposa es Gabriela Rodríguez de Bukele, con quien contrajo matrimonio en diciembre de 2014. Formada académicamente como educadora y psicóloga prenatal, y artísticamente como bailarina de ballet. Gabriela es fundadora y directora del primer centro de enseñanza prenatal de El Salvador: Prepare. Es, además, representante regional ante la Asociación de Psicología y Salud Pre y Perinatal (APPPAH). Ha sido pionera de la Educación Inicial, Integral y Especializada, al crear un Programa de Enriquecimiento para el Desarrollo del bebé, que se basa en las artes creativas. Durante la gestión en San Salvador de Nayib, Gabriela se convirtió en un estandarte de las artes y la cultura, gracias a su iniciativa de crear la Secretaría de la Cultura de la capital y el Ballet de San Salvador. Al finalizar el período en la alcaldía, Gabriela se dedicó a crear Bienestar Social, una iniciativa dedicada a atender las necesidades reales de la ciudadanía, poniendo especial énfasis en las demandas de las mujeres líderes de todo el país.

La transformación de Nuevo Cuscatlán

El primero de mayo de 2012, Nayib comenzó su carrera política como alcalde de Nuevo Cuscatlán, un municipio del departamento de La Libertad. A partir de ese momento, generó una serie de cambios sustanciales en la vida de los habitantes de ese pequeño pueblo, ubicado a pocos kilómetros de San Salvador.

Su filosofía de trabajo, que rechaza tomar al gobierno municipal como medio de crecimiento económico individual, permitió que durante su gestión se concretaran proyectos que se creían imposibles:

Con esta perspectiva de trabajo, se consiguió cerrar la brecha entre los que creen imposible realizar tantas obras en tan poco tiempo y los que trabajan incansablemente para que estas se hagan realidad, guiados bajo la premisa de que “el dinero alcanza cuando nadie roba”. Esta forma de hacer política apunta a una nueva visión, a una nueva forma de trabajo en una institución pública, a mayor participación ciudadana, a inspirar a la juventud a participar, creer y forjar una política pública con nuevas ideas, y a tomar el poder y el liderazgo como un instrumento de servicio a la sociedad; fiel a su propia creencia en la construcción de un gran país. A través de estas nuevas formas de hacer y entender la política, Nayib aceptó un desafío más grande: competir por la alcaldía de San Salvador, la capital del país.

El reto de la capital

Luego de la contienda electoral, y con más de 89 mil votos a favor, Nayib Bukele se convirtió, entre 2015 y 2018, en el edil de la capital salvadoreña, la alcaldía más importante de todo el país. Esto representó, hasta ese momento, uno de los retos más grandes e importantes en su carrera política, reiterando con sus obras que se debe romper con el statu quo político que ha mantenido estancado al país, impidiendo su avance y progreso. Durante los tres años que duró su gestión al frente de esta comuna, se ejecutaron, de forma extraordinaria, proyectos de gran impacto para la población:

Una obra por día

Este programa fue uno de los más ambiciosos que se ejecutaron en su administración. Consistió en la puesta en marcha de una iniciativa diferente cada día, concretando más de mil obras durante su gestión. Se trata de obras de infraestructura que contemplaron la construcción de canchas, casas comunales y vías de acceso; espacios de recreación; educación y cultura; reparación de calles en mal estado; reconstrucción de áreas deterioradas, entre otros, con el objetivo de beneficiar no solo a las comunidades locales o de escasos recursos, sino a toda la sociedad capitalina en general.

San Salvador 100 % iluminado

Consistió en la sustitución e instalación de cerca de 35,000 luminarias en calles, pasos a desnivel, avenidas, comunidades, colonias, barrios, parques, plazas, redondeles, etc. Estas luminarias utilizan tecnología LED de alta eficiencia, que contribuyen a mejorar el medio ambiente. El tipo de luz que emiten las nuevas lámparas ofrece una mejora sustancial en la percepción de seguridad por parte de la ciudadanía, debido a su claridad y amplio rango de iluminación.

Secretaría de Cultura de San Salvador

Su creación se realizó con el objetivo de masificar y expandir las expresiones culturales de todos los capitalinos, así como dar apoyo a los artistas locales en las diferentes ramas culturales, además de ser una ventana para el completo desarrollo de las artes en San Salvador. Bajo esta Secretaría se creó el Ballet de San Salvador, la Orquesta Sinfónica Municipal (formada en su mayoría por niños, niñas y adolescentes) y la Imprenta Municipal.

Secretaría de la Mujer

Se convirtió en un símbolo inequívoco de inclusión en el Gobierno de San Salvador. Abrazó iniciativas institucionales que protegen, fortalecen e impulsan políticas para las mujeres y otros grupos vulnerables, como la niñez y adolescencia, la población LGBTIQ+, personas con discapacidad y adultos mayores.

Casa de Valores

Una oficina municipal creada como un espacio de atención, convivencia y apoyo a las iglesias de San Salvador. Esta unidad busca rescatar y promover los valores humanos y crear mejores comunidades eclesiales que salgan a las calles a desarrollar y concretar programas sociales, en beneficio de los habitantes de la capital, que promuevan la paz y la solidaridad. Esto con el objetivo de dar un paso hacia la reconstrucción del tejido social y, consecuentemente, a la erradicación de la violencia.

Convenio IMDER-LaLiga

Calificándolo como “el inicio de un sueño”, el exalcalde de San Salvador, Nayib Bukele, suscribió con el presidente de la Liga de Fútbol Profesional de España (LFP), Javier Tebas Medrano, un acuerdo de cooperación, ejecutado por el Instituto Municipal de Deporte y Recreación, IMDER. Solo con la primera parte del convenio se benefició a un aproximado de 3,000 niños, niñas y jóvenes, en 40 escuelas de fútbol gratuitas, con instructores capacitados por personal de la Liga Profesional de Fútbol de España. Asimismo, se ha logrado lo que nunca se creyó posible para la juventud de las comunidades capitalinas: llevar a 16 jóvenes a la capital de España a un entrenamiento de primer nivel, con uno de los clubes más importantes del mundo, el Atlético de Madrid.

Convenio con Unión Europea

En el marco del convenio de cooperación entre el Gobierno de San Salvador y la Unión Europea para la ejecución del proyecto “Promoviendo un Modelo de Atención Integral Comunitario para juventudes resilientes y constructivas”, se creó, en un inicio, un centro de convivencia juvenil llamado ESPACIOS, orientado a la inclusión social, un lugar de encuentro para las juventudes estigmatizadas de las comunidades más vulnerables del municipio. El proyecto fue coejecutado por el Gobierno de San Salvador y OIKOS Cooperação e Desenvolvimento.

Mercado Cuscatlán

Creado con la idea de darle una solución real y rentable a los comerciantes informales, que utilizan las calles de San Salvador para vender sus productos, el Mercado Cuscatlán proporciona a los vendedores y consumidores seguridad, limpieza, comodidad, orden y protección. Así mismo, cuenta con accesos para personas con discapacidad, paradas de buses adecuadas, parqueo seguro e iluminado, valet parking, mirador de la ciudad y plaza de comidas, oficinas de servicios municipales, entre otros.

Biblioteca Municipal

Calificada como “la biblioteca más moderna del país”, la Biblioteca Municipal se maneja bajo modalidad de estantería abierta, y cuenta con más de 6,000 títulos con temas de interés como: arte, cómics, autoayuda, salud, deporte, historia, literatura infantil, juvenil, Latinoamérica, en lenguas extranjeras, salvadoreña, narrativa, poesía, entre otros. Así mismo, tiene un centro de cómputo, equipado con 32 máquinas con software actualizado, cuenta con 18 dispositivos Kindle, con 250 libros cada uno, catálogo con 20 juegos de mesa y wifi de 40 megas de velocidad. Todo esto de forma gratuita para todo público, durante su gestión. Además, se cuenta con zona infantil, zona de lectura, ludoteca, cuatro zonas lunch y todos los estándares propios de una biblioteca del primer mundo.

Revitalización del Corazón del Centro Histórico

La firma de la Independencia de Centroamérica, la toma de posesión de importantes líderes políticos, las clásicas oficinas gubernamentales, algunos de los pasajes más cruentos del conflicto armado salvadoreño, la cuna de grandes escritores y la última morada de importantes personajes de la vida social, política, cultural y religiosa de todo el país pasan por las calles y sitios históricos del Centro de San Salvador. Es por ello, por su incalculable valor histórico, que el gobierno de Nayib tomó con urgencia la necesidad de revitalizar esta importante área de la ciudad capital, como punto indispensable en la agenda de proyectos desarrollados.

La revitalización inició con la intervención de 23 de las cuadras más importantes de la zona, que incluyó reordenamiento del comercio informal, desvío y ordenamiento del transporte público de pasajeros, remoción del cableado aéreo e instalación de cableado subterráneo, restauración e iluminación de sitios de interés cultural e histórico (Palacio Nacional, Teatro Nacional y Catedral Metropolitana), remodelación de las tres plazas principales (Plaza Barrios, Plaza Libertad y Plaza Morazán), bacheo de calles, sistema de cámaras de videovigilancia, construcción de centros de pequeños comercios y mercados, limpieza de calles y aceras, instauración de parques peatonales, entre otros. Todo esto implicó una inversión de 100 millones de dólares, logrando que, en poco tiempo, se evidenciaran cambios significativos en el centro neurálgico del país. Esta transformación tuvo como consecuencia que miles de salvadoreños y salvadoreñas recuperaran el interés por visitar sus calles, haciendo que los sitios cobrasen vida, que la cultura llenara todos los rincones históricamente abandonados, y los lugares que son patrimonio cultural sean admirados y respetados por su valor intangible. Así, se puso el foco de atención en la historia del país, renovando en miles de salvadoreños un orgullo patrio. Además de ello, el rescate de espacios públicos en un país como El Salvador, que está a merced de la violencia social diaria, implica una mejoría sustancial en la vida de las familias salvadoreñas.

Expulsión del FMLN

Pese a las obras y a la gran gestión que estaba desarrollando, en octubre de 2017, a pocos meses de finalizar su periodo como alcalde, fue expulsado del partido político que lo llevó a sus dos cargos municipales, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), por diferencias con su dirigencia; por criticar su sistema de gobierno y sus muchos impases con la población, ya cansada de la tradicional manera de hacer política: llena de corrupción, intereses ocultos y mala administración del erario público. La expulsión, lejos de debilitar su labor, propició que muchas personas creyeran en su proyecto y se quisieran sumar para continuar lo que bien se comenzó: la transformación del país entero.

Cobertura de medios internacionales

La meteórica carrera de Nayib Bukele provocó que diversos medios internacionales pusieran sus ojos en su proyecto político, el cual propone una manera más eficiente de gobernar. Como parte de este reconocimiento internacional y una ventana a su gestión en la capital salvadoreña a través de su máxima autoridad, periodistas de varios países han destacado, con sendos reportajes y en diferentes idiomas, su gestión, colocando su manera de hacer política y de enfrentar los problemas de la sociedad salvadoreña entre las más novedosas y singulares para un político joven y lleno de nuevas ideas, mismas que aplica en su trabajo y sus proyectos.

Periódicos, revistas y semanarios digitales e impresos de todo el mundo como BBC y The Guardian, de Inglaterra; Die Zeit y DW, de Alemania; Virginia Quarterly Review, Time Magazine y Foreign Policy de Estados Unidos, El País de España y Society, de Francia, han colocado al exalcalde y a su gestión en el ojo del mundo. “Un tomador de decisiones entre grandes, como Angela Merkel y Justin Trudeau”, lo llamó la revista Foreign Policy. “Un líder de la próxima generación”, lo llamó Time, y otros tantos puntos fueron destacados en el periodismo escrito de países desarrollados, como ejemplo de las formas no tradicionales de un político reconocido por su juventud, valentía y resolución de problemas. En contraste con estos reportajes, la prensa local tradicional se ha dedicado a subrayar y criticar sus administraciones, develando así que obedece a motivos puramente políticos, partidarios y de hegemonía mediática.

Los bloqueos y el camino hacia la candidatura presidencial

El 25 de octubre de 2017, Nayib Bukele anunció oficialmente la conformación del movimiento Nuevas Ideas como partido político legal, con el objetivo de buscar la Presidencia de la República.

Nuevas Ideas es un movimiento desarrollado de forma horizontal con la ciudadanía, organizado por los mismos salvadoreños, tanto residentes en el país como por los hermanos lejanos alrededor del mundo. De este movimiento derivó el partido político que buscaría la Presidencia de la República en 2019.

Para lograrlo, el 27, 28 y 29 de abril de 2018, el movimiento estableció puntos de recolección de firmas en todo el país, consiguiendo un nuevo hito en la historia reciente: en 3 días se recogieron 200,000 firmas, que sobrepasaban con creces las 50,000 que la Ley solicita para conformar un nuevo partido político en El Salvador.

Pese a esto, el Tribunal Supremo Electoral esperó hasta el 21 de agosto de 2018 para constituir e inscribirlo como partido político legal. Pero para este momento, Nuevas Ideas ya no podía participar en el proceso de elección presidencial de 2019.

Cambio Democrático

Ante la evidente negativa del Tribunal Supremo Electoral por inscribir Nuevas Ideas, Nayib Bukele anunció el 30 de junio de 2018 una alianza con un instituto político de centro izquierda, con quienes siempre hubo coincidencias programáticas, Cambio Democrático (CD), para poder competir en la campaña presidencial de 2019.

Al conocer la noticia, las instituciones estatales, siguiendo órdenes de un grupo de poder, reactivaron de forma ilegal y arbitraria una demanda que databa de 2015 para la cancelación de Cambio Democrático. Así, la Sala de lo Constitucional de El Salvador solicitó al Tribunal Supremo Electoral que cumpla el proceso de inhabilitación para ambos partidos.

De esta forma, el 25 de julio, menos de un mes después del anuncio de Nayib, el Tribunal Supremo Electoral canceló definitivamente a Cambio Democrático, violando la misma Ley de Partidos Políticos que explícitamente establece que no puede ser cancelado ningún partido que tenga al menos un diputado en la Asamblea Legislativa, como era el caso del CD, que contaba con la representación del diputado Juan José Martel.

Candidatura presidencial

Un día después de la cancelación del partido Cambio Democrático, Nayib Bukele anunció que se había inscrito como aspirante a candidato a presidente de El Salvador por el partido Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), para participar en las elecciones internas que ese instituto político haría el domingo 29 de julio del mismo año. Ese mismo día, el partido anunciaba la victoria de Nayib, oficializándolo así como su candidato presidencial de cara a las elecciones 2019. Nayib Bukele encabezó como favorito, y con amplio margen, todas las encuestas que se realizaron en el país sobre la intención de voto. Casas encuestadoras como CID Gallup, Mitofsky, Universidad Francisco Gavidia (UFG), Instituto Universitario de Opinión Pública de la Universidad José Simeón Cañas (UCA) y LPG Datos lo ubicaron como el favorito para ganar la presidencia de El Salvador en el periodo 2019-2024.

Nayib Presidente: El final del bipartidismo

Luego de una ardua campaña electoral, que se caracterizó por ser una de las más sucias de la historia reciente del país, el 3 de febrero de 2019, el pueblo salvadoreño escogió a Nayib Bukele como su presidente, para el período 2019-2024.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) ratificó a Bukele como el nuevo presidente de la República, con un total de 1,434,856 votos, consolidando una ventaja de 577,772 votos por encima de su contendiente más cercano. Además, obtuvo la ventaja electoral en los 14 departamentos del país, logró más del 50 % de los votos válidos en ocho de los 14 departamentos.

Esta victoria significa un nuevo horizonte político para El Salvador, ya que implica el fin del sistema político bipartidista que se mantuvo durante los 30 años posteriores al conflicto armado.